Clases ELE de continuación para adolescencia. Santo Toribio 2021-2022. Semana 4

Ir al blog.

Sesión 10

Lunes, 25 de octubre de 2021

Siete personas (una sigue lesionada, otras dos tienen clase de inglés y la persona de apoyo, de exámenes).

-Hemos empezado de nuevo con una canción al azar entre las aportadas por las participantes (han ayudado a conectar el ordenador y los altavoces, igual que otros días).

-Hemos pasado varios minutos hablando de manera distendida sobre el fin de semana y la poca variedad de actividades en las que participan. Habrá que empezar a presentar sugerencias.

-He repartido los textos que hicieron el otro día, tanto la versión original como una corregida (con sugerencias); a cada quién, su texto. Han leído ambos, primero el original, a ver si detectaban errores, y luego el corregido. Les he acompañado individualmente en ambas lecturas y les he explicado la modificación cuando ha sido necesario. A continuación, han escrito el texto corregido.

-Una tras otra, han salido para leer el texto ya corregido ante toda la clase. He destacado aquellos errores más comunes y hemos hablado sobre ellos (más que los ortográficos, que también, los sintácticos y los de expresión, aportando fórmulas muy simples de estructuración del discurso). Han recibido aplausos después de sus intervenciones.

-Mañana les pasaré todos los textos para que los puedan revisar.

De momento, y después de hablarlo, vamos a compaginar los avances con un repaso general de cosas muy básicas. Así pues, les he pasado varios ejercicios de conjugación de verbos en presente y hemos ejercitado oralmente algunas funciones (peticiones, pedir permiso, pedir favores, dar las gracias, dar la opinión…) con exponentes sencillos.

En la parte de deberes, la mayoría ha optado por continuar haciendo los ejercicios escritos. Mientras yo echaba una mano a quienes seguían con deberes, uno de los chicos ha ejercido de profesor para repasar las conjugaciones regulares en presente, escribiéndolas en la pizarra junto al resto, que se han sumado a la experiencia de buena gana, y han discutido cuestiones ortográficas como los cambios vocálicos (cuyos fundamentos repasaremos en breve).

Tarde productiva en la que los recelos iniciales sobre las parejas o grupos no se han hecho notar.

Sesión 11

Martes, 26 de octubre de 2021

Nueve personas en la sesión, que empezó un par de minutos tarde porque me retrasé y me disculpé por ello.

-Pusimos canción nueva.

-Mientras, repartí la hoja con las historias corregidas de las y los participantes.

-Como tarea para casa, les pedí que las leyeran y subrayaran aquellas palabras que no entendieran, a ver si podían sacar el significado por su cuenta. En caso de dudas, las expondremos al día siguiente.

-Repasamos en grupo las oraciones en presente de indicativo de repaso; solo algún pequeño fallo alguna persona en las tercera persona del plural.

-A continuación les propuse avanzar un poco con el imperfecto y accedieron, así que hicimos un juego: una persona por turno se fijaba bien en la disposición del aula, de las personas y de los objetos, y luego salía mientras se cambiaban las cosas o las personas.

Cada vez los cambios eran diferentes en cuanto a la cantidad y a la dificultad: en una ocasión todas las personas se cambiaron de sitio; en otra, solo se movió unos centímetros un estuche en la misma mesa. Entre esos extremos, muchas variantes.

Cuando las personas entraban intentaban encontrar qué había cambiado: «Antes X e Y estaban junto a la ventana y ahora están al lado de la pared»; «Antes Z estaba detrás de T y ahora está delante». Las personas que estaban en el aula daban pistas, pero siempre mediante preguntas: «¿Estába este boli en la mesa?»; si no había cambiado, pues la respuesta era «Sí, antes estaba ahí». «Estaban todas las mochilas en el mismo sitio?», «¿Llevaba X la capucha puesta?»…

La idea que subyace en estas preguntas, también cuando nada había cambiado, era que asimilaran que estaban preguntando por algo del pasado, independientemente de si la situación había cambiado o no.

Mostraron mucha participación y ánimo en el juego y la tarde pasó rápidamente. Como el día anterior, la parte de deberes quedó muy disminuida, pues prefirieron continuar hasta hacer en la pizarra una tabla con las tres conjugaciones en imperfecto.

Sesión 12

Miércoles, 27 de octubre de 2021

Poca puntualidad extraña y mayoritaria que no anticipaba una sesión demasiado normal.

La canción elegida no funcionó y hubo que poner otra.

Locuacidad no participativa, lo que llevó en un momento dado a cortar la sesión durante unos minutos y a volver a insistir en la importancia del grupo y del respeto. Reflexionamos acerca de las necesidades que teníamos para que las sesiones fluyeran de manera agradable y también el aprendizaje fuera efectivo.

Todo esto provocó que el contenido «ELE» quedara menguado, y que nos comiésemos el tiempo de los deberes.

-Empezamos recordando lo hecho el día anterior, y el uso específico que dimos al imperfecto para referirnos a un tiempo pasado en el que preguntábamos si algo había cambiado y en el que afirmábamos esos cambios cuando los detectábamos. Pedí de nuevo a una de las personas que dirigiera un rato la sesión.

-A continuación, pasamos a preguntar quién vivía en Marruecos solo hace un año. Excepto uno, el resto vivían allí. Hablamos de sus ciudades: cómo se llamaban (y se siguen llamando), cómo eran. También qué hacían allí normalmente, y si su vida había cambiado desde entonces, al menos en las acciones habituales y sus rutinas.

Ha sido un acercamiento superficial, que trabajaremos poco a poco.

-Pidieron la tabla, así que la escribimos en la pizarra, con los tres verbos irregulares. Una vez hecho esto, reflexionamos sobre si realmente las tablas servían para aprender o si era mejor practicar y escuchar al resto.

-Cada persona ha escrito tres reflexiones en un post-it acerca de su vida en Marruecos, las ha pegado en el papel continuo que tenemos en clase -en la zona correspondiente al imperfecto de indicativo- y las ha expresado en alto.

-A continuación les pasé una hoja en la que por un lado se representaba una escena familiar del siglo XIX con varios anacronismos, y por otro había unos cuantos verbos relacionados con ellos (llevar, beber, comer, haber, tener…). Les ofrecí rellenarla en parejas o individualmente, y nadie eligió el trabajo conjunto. Así pues, les di 5′ para terminar.

-A continuación, les puse en parejas para cotejar las diferentes elecciones y llegar a acuerdos al menos en las formas de los verbos. Aunque de nuevo costó un poco al principio (elegí algunas parejas para evitar que siempre trabajen chicos juntos o hermanas juntas), luego la cosa fluyó rápidamente.

-En la corrección conjunta, otra persona solicitó salir a la pizarra para escribir las respuestas correctas. En este momento volvimos a reflexionar acerca de las tablas (la habían tenido presente mientras resolvían el juego de los anacronismos y, así y todo, hubo errores relevantes) y si realmente les habían servido para hacer bien las oraciones. Aunque a regañadientes, admitieron que se dieron cuenta de los errores al cotejarlos con las contestaciones de las parejas. ¿Pueden servir las tablas? Pueden ser una ayuda para hacer ejercicios.

-Después del día intenso, terminamos la sesión cinco minutos antes de la hora, ya que además se adelantó una de las muchachas de la siguiente hora y la invitamos a entrar.

Sesión 13

Jueves, 28 de octubre de 2021

Último día de la semana. Diez participantes, además de la persona que viene a colaborar de manera voluntaria los jueves una hora. Como el domingo es Halloween, hemos algunas actividades al respecto.

-Hemos puesto la última canción, así que hemos renovado la lista.

-Hemos hablado un poco de cómo ha ido el día y repasado de manera rápida lo hecho ayer.

-A continuación, les he presentado una hoja [Autor pictogramas: Sergio Palao. Origen: ARASAAC (http://www.arasaac.org). Licencia: CC (BY-NC-SA). Propiedad: Gobierno de Aragón (España)].

-En parejas o grupos de tres han tenido que identificar los pictogramas, de temática relacionada con Halloween.

-Tras unos minutos, hemos puesto en común aciertos y dudas, y les hemos ayudado con los nombres que faltaban: como eran bastantes, hemos aprovechado para escribir en grupo los que tenían alguna peculiaridad ortográfica (búho, murciélago…), de modo que pronunciábamos el nombre y escribíamos tantas rayas como letras (tipo «ahorcado») para completar el nombre.

-Una vez conocidos los nombres y algunas relaciones entre ellos, pasamos a los ejercicios de la vuelta de la hoja. Al principio ha habido problemas para comenzar a hacerlos; en mi inconsciencia les propuse resolverlos todos en diez minutos, pero al cabo de una par de ellos y muchas preguntas, decidimos hacerlos uno a uno y resolverlos. El voluntariado hemos circulado entre los grupos para resolver alguna duda, y en general les ha gustado. Con estos ejercicios, además de vocabulario de Halloween, hemos trabajado el imperfecto, pero también el respeto a las opiniones ajenas (en lo que nos hemos detenido un buen rato), la creatividad a la hora de encontrar soluciones y, de nuevo (no me canso de repetirlo), la importancia del aprendizaje en grupo y las condiciones necesarias para ello.

(Pedir permiso, conceder permiso, pedir cosas, concederlas, denegarlas, preguntar por cómo se dice algo, pedir que se repita, pedir ayuda, conceder ayuda, pedir que se espere de manera educada, pedir turno, conceder turno, respetar turno… todas estas funciones y otras muchas las trabajamos de manera cotidiana).

De nuevo el tiempo se nos ha ido y no ha habido tiempo para los «deberes», pero solo hubo sorpresa por la hora que era, no protestas.

Una semana más, primer completado.

Ir al blog.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.