Preterito pluscuamperfecto. ELE. A2

¿CUÁNDO SE UTILIZA?

Se refiere a una acción pasada antes de otra acción pasada.

Acción primera             acción segunda                          ahora

Anterior                               posterior

Pluscuamperfecto         indefinido o imperfecto                  

             PASADO

¿CÓMO SE UTILIZA?

  1. CUANDO + PRET. INDEFINIDO, (YA +) PRETÉRITO PLUSCUAMPERFECTO

-“Cuando llegué a casa, mi marido (ya) había hecho la comida.”

-“Cuando vine a España, (ya) había estudiado dos años español”.

-“Cuando llegaron mis amigos, (ya) había terminado de preparar la cena.”

-“Cuando compré el billete  de avión, (ya) había terminado la huelga de pilotos.”

  • ANTES DE + INFINITIVO (REFIRIÉNDOSE A UN HECHO PASADO), (YA +) PRET. PLUSCUAMPERFECTO.

-“Antes de lavar la ropa (ayer, por ejemplo), ya había bajado a la compra.”

-“Antes de estudiar español, ya había estudiado francés.”

-“Antes de hablar con él por primera vez, ya le había visto muchas veces por la calle.”

-“Antes de viajar a París, ya había recorrido media Europa.”

  • …PORQUE…

-“Fui al supermercado porque mi marido había visto buenas ofertas.”

-“No fui al médico antes porque no había tenido fiebre hasta entonces.”

-“No pude coger cita porque había olvidado la tarjeta sanitaria.”

-“Compré 100 kilos de patatas porque me habían dicho que iban a subir.”

  • DISCURSO INDIRECTO.

En el discurso indirecto, el pluscuamperfecto sustituye al pret. perfecto compuesto (y muchas veces al indefinido).

Discurso directo:                Ana: “Hoy he comprado patatas”

Discurso indirecto:            “Ana dijo ayer que había comprado patatas.”

“El médico me preguntó si había comido algo en mal estado.”

“Mi amiga me dijo que el fin de semana había visitado a su familia.”

-“Cuando llamé a mi casa, mi madre me dijo que mi hermano había encontrado un buen trabajo.”

Diferencias entre el imperfecto y el pluscuamperfecto

-“Cuando llegué a casa, mi marido estaba haciendo la comida”. Es decir, en el momento en que yo llegué, la comida no estaba terminada.

-“Cuando llegué a casa, mi marido había hecho la comida.” Aquí, la comida ya estaba terminada.

-“Cuando salí a la calle, llovía mucho.” Caía agua del cielo.

-“Cuando salí a la calle, había llovido y el suelo estaba lleno de charcos.” Ya no llovía, pero el suelo estaba mojado.

-“Cuando entré en el supermercado, había muchas ofertas en la puerta.” Así que podía comprar barato.

-“Cuando llegué al  supermercado, se habían acabado las ofertas.” Ya no podía comprar barato.

-“Cuando fui al médico, a las diez, había mucha gente en la sala de espera”. En ese momento, estaba llena.

-“A las once, el médico ya había atendido a todos.” Ahora no había nadie.

-“Tuve que esperar una hora, porque el médico había salido a una urgencia.”

-“No me pude poner el vestido porque estaba mojado.”

-“El vestido estaba mojado porque había llovido mucho y no se había secado.”

IMPERFECTO Y PLUSCUAMPERFECTO EN LA MISMA FRASE

“Mi hijo no estaba en casa porque había ido a jugar al fútbol.”

“Juan tenía mucho dinero porque había trabajado y ahorrado durante un año.”

“Antes de venir ayer a clase, había preparado una tortilla que estaba buenísima.”

“La casa estaba sucia porque no había vivido nadie en ella durante años.”

“Como había mucha crisis, los precios de las rentas habían bajado.”

“El suelo estaba sucio aunque había limpiado por la mañana.”

Juan: ¡Hola, Carmen!, ¿qué tal?

Carmen: Bien, ¿y tú?

Juan: Muy bien, por fin he encontrado trabajo de camarero.

Carmen: ¡Enhorabuena! ¿Y dónde estás trabajando?

Juan: Todavía no he empezado; ayer hice la entrevista y me propusieron comenzar el lunes.

Carmen: ¡Estupendo! Por cierto, ¿la entrevista fue muy difícil?

Juan: Bueno, la verdad es que al principio estaba muy asustado; cuando llegué, a las cinco, me dijeron que ya habían pasado por lo menos diez personas, y todavía quedaban cinco delante mí. Todos parecían muy preparados. Hablé con varios de ellos, y todos tenían mucha experiencia, habían trabajado en empresas del sector y les habían dado buenas referencias.

Carmen: Pero tú también tienes experiencia y eres responsable.

Juan: Sí, claro. Después de media hora, al fin entré al despacho del jefe. Fue muy amable. Me preguntó si había hecho algún curso de hostelería, y si tenía el carnet de manipulador; le respondí que me lo había sacado hacía mucho, y le mostré todos los diplomas que había conseguido en los cursos. Después hablamos sobre mis empleos anteriores y sobre las condiciones del empleo que me proponía: ocho horas en horario partido, los martes de descanso y 900 euros al mes. Aunque no eran las mejores, acepté… podían haber sido mucho peores. En fin, cuando salí del despacho, ya había firmado el contrato.

Carmen: Bueno, me alegro por ti. Ya pasaré algún día a tomar algo.

Juan: ¡Claro!, cuando quieras nos vemos.

Carmen: ¡Hasta pronto, entonces!

Juan: ¡Hasta pronto!

PREGUNTAS

  1. ¿De qué ha encontrado trabajo Juan?
  2. ¿Cuando hizo la entrevista?
  3. ¿Cuánta gente había cuando llegó?
  4. ¿Cuántas personas habían pasado antes?
  5. ¿Cuándo se había sacado Juan el carné de manipulador?
  6. ¿Cuáles eran las condiciones de trabajo? ¿Por qué las aceptó?
  7. ¿Ha firmado ya el contrato?
  8. ¿Está contenta Carmen?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.