Clases ELE mujeres mañanas. Santo Toribio 2021. Semana 10

Ir al blog.

Sesión 24

Lunes, 13 de diciembre de 2021

Primera clase desde hace casi dos semanas. 14 personas, una sola clase porque solo hay una voluntaria.

-Repasamos elementos del médico: me duele, tengo…, estoy…; los imperativos de usted. Preguntas y respuestas en grupo. Diferente nivel, se intenta que todo el mundo participe.

-Vemos condicionales con obligación: «Si estoy cansada, tengo que descansar». Lo hacemos con varios síntomas, y las participantes completan la oración: tengo que llamar al médico; tengo que pedir una cita; tengo que estar en casa; tengo que guardar cama; tengo que tomar jarabe; tengo que poner pomada…

-Vemos algunas actividades que se hacen en la consulta: pesar, medir la altura, medir la tensión, poner una inyección, curar. También vimos que la médica puede derivarte a otros especialistas: oculista, otorrino, dermatóloga. Pusimos ejemplos de lo que hace el pediatra a partir de sus experiencias.

-También vimos lo que es adelgazar, y retomamos la forma «tienes que» para dar consejos: tienes que comer verdura, no tienes que beber cola, tienes que hacer ejercicio, no tienes que comer mucha carne… Esto lo hicimos primero en grupo y luego en grupos de cuatro para que todo el mundo pudiera parcticar.

-A continución, cambiamos de tema para reforzar la expresión «tengo que», y hablamos de qué cosas hacer para aprender español. Una de ellas fue hablar con la gente a la puerta del colegio. Como habíamos avanzado bastante y esto les interesaba, enfilamos por aquí, ensayando qué podemos decir a las madres de los compañeros y compañeras de sus hijas e hijos, en español, claro.

Así, salieron en parejas para ensayar diversas conversaciones y formas de romper el hielo.

Hola, soy… madre de… ¿qué tal?«

«Soy..., mamá de Eres la madre de…, ¿verdad? ¿Qué tal tu hija/o?

También ensayaron una presentación a una persona que estuviera esperando pero a la que no conocieran y no supieran nada de los hijos:

«Hola, ¿qué tal? Mi hija/o estudia 2º/3º… ¿Tus hijos estudian aquí también?«

En general, mucha vergüenza para ese tipo de relaciones por parte de la mayoría de las personas, que aún se sienten inseguras con el idioma aunque la mayoría han mejorado mucho.

Solo salieron dos parejas porque ya era la hora. Si mañana quieren, seguiremos con esto.

Sesión 25

14 de diciembre de 2021

Continuamos esta semana con una sola persona voluntaria por motivos de salud. El número de participantes se mantiene constante en torno a las quince, como hoy.

Hemos podido estar en la sala grande, con mucho espacio.

-Repasamos de nuevo asuntos de la consulta; en este caso, fingía entrar en la consulta y me sorprendió que desde el principio me fueron guiando prácticamente a coro: «Pase, siéntese, ¿qué le pasa?, desvístase, voy a examinarle, voy a recetarle…».

-También se volvió a explicar que los antibióticos no sirven para la gripe, y una persona lo tradujo (por iniciativa propia) al árabe por si alguien no lo había comprendido.

-En principio, visto lo más urgente, y ya que María José de momento no puede asistir, dejamos la parte médica y nos continuamos con la presentación. Volvimos a ensayar una conversación hipotética entre dos personas que están en la puerte del cole esperando a sus hijas o hijos, la copié en la pizarra y la repetimos en alto en grupo para las personas que no saben leer.

Se ensayó de nuevo en parejas un poco. Una vez hecho esto, tomamos dos aspectos que habían salido en la conversación: los ordinales y los posesivos.

A partir de los cursos, aprendimos los ordinales hasta «sexto».

A partir de las y los hijos, aprendimos los adjetivos posesivos de poseedor singular: «mi, mis, tu, tus, su, sus», poniendo ejemplos en árabe para que quedara claro y haciendo muchas preguntas en parejas, en grupos pequeños, y en gran grupo.

-«¿Tienes hijos?

-Sí, tengo dos hijas.

_¿Cómo se llaman tus hijas?

-Mis hijas se llaman _______ y ___________.

-(Preguntando a otras personas) ¿Cómo se llaman sus hijas?

-Sus hijas se llaman ___________ y ______________».

Preguntamos por la familia, pero también sobre objetos y otras posesiones.

-«¿Cómo es tu casa?

-Mi casa en grande.

-¿Tu casa de España es más grande o más pequeña que tu casa de Marruecos?

-¡Mi casa de Marruecos es más grande!

-(Preguntando a otra persona) ¿Cómo es su casa de Marruecos?

-Su casa de Marruecos es muy grande».

Esto se hizo tanto en tríos como en gran grupo. Hemos pasado un buen rato, las personas que más saben ayudan al resto y hemos echado unas risas. Me parece que se han sentido muy cómodas y satisfechas hablando de su familia, incluso un par de personas a las que les cuesta un poco más participar, han afirmado el nombre de sus hijas e hijos con voz firme y ojos brillantes.

Sesión 26

Miércoles, 15 de diciembre de 2021

Mañana muy larga, a ver si no me lío con tantos grupos.

Hemos estado en la sala grande, han venido 15 participantes, una de ellas del otro grupo, ya que sus compañeras no han asistido.

-Nos hemos colocado en círculo, hemos repasado por encima a partir de lo que recordaban, descubriendo que, con tanto cambio, no controlaban todos los nombres, así que hemos hecho algunos juegos.

-Primero hemos hecho un «pistolero», tres o cuatro rondas, porque se han reído mucho aunque no sé si han terminado de controlar la dinámica del juego (les hacía mucha gracia tener que decir el nombre de la otra persona rápidamente).

-A continuación, hemos jugado a «¿Te gustan tus vecinos?». De nuevo muchas risas; o corríamos a destiempo o no corríamos. Tras varias rondas, hemos cambiado.

-Hacemos un juego de ritmo, golpeando dos veces en las piernas y dando dos palmadas; por turno, al golpear en las piernas la persona decía su nombre, y al dar las palmadas decimos el nombre de otras personas. Si antes se habían reído, con este juego algunas personas se retorcían de risa ante la falta de coordinación rítmica.

-Después de todo, hemos hecho una ronda de nombres para que quedaran claros después de tanta risa.

-Jugamos de nuevo, como otros miércoles al «Estoy en clase… y quiero… a mi lado… a________». Más risas, porque cualdo la gente se levantaba para cambiar de risa nadie las intentaba dar, así que nos levantamos e hicimos una «minicanción» para moverse un poco, desde la cabeza a los pies.

-Después de esto, hemos cambiado de tercio por completo y hemos pasado a hacer un juego de mímica: por turnos, una persona se ponía en el centro y mimaba una acción. Como he visto que ya se conocía el presente simple en sus tres personas del singular, he probado con el continuo, de modo que he preguntado: «¿Qué está haciendo_______?». A partir de sus respuestas en presente simple, hemos construido el continuo. Algunas de las que llevan aquí más tiempo, y que lo habían oído pero no lo entendían, se han interesado mucho y lo han explicado en árabe, así que a continuación hemos puesto muchos ejemplos a ver si efectivamente se había entendido y para fijarlo.

«¿Qué está haciendo ________? Está jugando al golf» (el nombre del deporte se lo he proporcionado yo; muchas han mimado diversos juegos y deportes para descubrir el nombre: el golf, el tenis, nadar, saltar a la comba, la rayuela).

Así, hemos distinguido entre las cosas que hago todos los días, a veces o por la mañana de aquellas otras que estoy haciendo ahora mismo.

Nos hemos despedido hasta la semana que viene.

Ir al blog.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.