Clases ELE de continuación para adolescencia. Santo Toribio 2021-2022. Semana 13

Ir al blog.

Sesión 40

Lunes, 21 de febrero de 2022

Después de dos meses de sexta ola de covid, retomamos las sesiones de español con adolescencia. Vamos a ver qué pasa.

Antes de vacaciones, habíamos acordado que reduciríamos y adelantaríamos el horario en media hora para que quien quisiera pudiese incorporarse al apoyo escolar de Santo Toribio y a otras actividades (EOI, apoyo en los centros escolares, actividades deportivas…). Por otro lado, se incorporarían más personas con necesidades de apoyo en el idioma.

Solo han acudido cinco personas, ninguna nueva. Hemos centrado la mayor parte de la sesión en el reencuentro, en ver cómo nos ha ido, lo mejor y lo peor de estos meses, y hemos reído un buen rato.

Así y todo, hemos ofrecido la oportunidad de dos horarios: uno, de 16:30 a 17:30 y otro de 17:30 a 18:30. Cuatro han escogido el segundo y una el primero (con posibilidad de otras dos personas que no han asistido pero han anunciado que lo preferirían). Vamos a lanzarnos a esta nueva propuesta de horarios que, por otro lado, ha sido bien acogida, aunque habrá que esperar unos días a ver si efectivamente aparecen más personas.

Para el grupo más numeroso, también se han recordado algunas propuestas que había antes de vacaciones. Se han propuesto diversos temas sobre los que hablar, y cada persona se ha encargado de buscar info de uno de ellos para presentarlo al resto. Lunes y miércoles serán los días elegidos para estas presentaciones. Viajes, médico, mercadillo y series de televisión ya tienen responsable. Faltan «rellenar formularios», «calle», «restaurante» y «teatro», además de los que aporte el resto de la gente que / si se reincorpore/a.

Hemos hablado sobre deporte, especialmente gimnasio y fútbol, para ejemplificar cómo podrían ser estos momentos de compartir información.

Finalmente, hemos jugado a «Conozco tu secreto», en el que una persona sale del aula, y al volver le decimos que conocemos un secreto suyo y nos tiene que hacer preguntas cerradas Sí/No. El truco es que si la pregunta acaba en vocal, la respuesta es «Sí», y si acaba en consonante, «No». Ha sido divertido.

Sesión 41

Martes, 22 de febrero de 2022

Día todavía confuso, en el que se van incorporando personas tanto ya asentadas como nuevas, y mañana aún vendrán más personas nuevas. Los recientes apoyos escolares de los centros, sobre todo, están complicando aún más la situación, pues sus horarios a menudo hacen incompatible la asistencia a ambos espacios. Ya veremos cóo se desarrollan las sesiones a partir de ahora. Lo que está claro es que el grupo, como tal, ha dejado de existir, aunque se intentará que (casi) todas las personas nuevas entren en el mismo para no desequilibrar ambos.

-A las cuatro y media se han presentado cuatro personas, una de ellas nueva (otra es una de las tres con el nivel más bajito, pero ha solicitado empezar a las cinco y media, ya veremos); aquí trataré de incorporar al resto. Las dos con el nivel más alto han colaborado activamente para ayudar a las compañeras, a pesar de que dominaban perfectamente lo que hemos hecho: repaso del día a día utilizando el presente simple, el continuo y el pretérito indefinido. Hemos hecho preguntas entre todas y hemos trabajado la oralidad. Al final, hemos fijado algunas de las oraciones que han dicho, destacando la conjugación verbal.

He pedido a la persona nueva que, si quiere y tiene tiempo, escriba más oraciones y me las entregue para corregirlas y así practicar, a ver mañana.

Hemos terminado con un juego rápido para moverse un poco. La hora ha pasado muy rápido.

-A las cinco y media se han presentado ocho personas, pero dos para decir que no podrán seguir asistiendo de manera habitual por participar en otros estudios. Otros dos han insinuado que probarían a las 16:30, que pensaban que la hora les convenía más, pero que estaban pendientes de confirmación de otros horarios. Así pues, probablemente solo queden cuatro personas en este grupo, ya veremos.

En todo caso, aparte del reencuentro y las preguntas sobre estos meses sin verse, hemos repasado algunas cosas de manera oral, y finalmente hemos hecho un juego para presentar de modo rápido el pluscuamperfecto de indicativo: dos grupos, tenían que escribir cinco cosas que habían hecho antes de venir a España y que nadie del otro grupo hubiera hecho. Ha sido muy divertido y muy revelador de algunos pasados especialmente sensibles.

En todo caso, no ha habido ningún problema para comprender ni la formación ni el funcionamiento de este tiempo verbal. Para los que me habían preguntado alguna vez, hicimos una comparación rápida con el inglés que levantó muchas sonrisas de satisfacción.

A continuación, me han preguntado por «ojalá», así que les he pedido que construyeran oraciones; en la pizarra, apuntaba en un lado las correctas y en otro las formas verbales que no se correspondían. Cuando tuvimos apuntadas al menos ocho oraciones, intentamos descubrir algunas regularidades.

Enseguida se dieron cuenta de que había colocado todas las formas de futuro de indicativo en el lado de las formas incorrectas, así que pudimos descartar este tiempo con «ojalá», viendo además que las formas correctas con el sentido de futuro probable eran las del presente de subjuntivo.

Hicimos entonces alguna práctica con esta forma verbal -con la pista de que se construye a partir de la primera persona del presente de indicativo-, y luego también la practicamos dando órdenes de «usted».

El tiempo pasó rápido, mañana continuaremos practicando esto, que fue prácticamente como acabamos el año pasado. Ya les he dicho que hay que darse caña y que vamos a aprovechar la hora tanto como podamos.

Sesión 42

Miércoles, 23 de febrero de 2020

Seis personas a las cuatro y media, de las cuales cuatro nuevas. Me parece que este grupo resulta demasiado transformado como para continuar incluyéndolo en este blog. Es un grupo diferente al alterior y así lo trataré a partir de ahora, igual que al grupo de preadolescentes de las 18:30 (al que asistirá una persona del grupo original).

Así pues, del grupo original, dos (o tres) estarán en el de las cuatro y media; una, en el de preadolescentes; dos no podrán asistir con asiduidad, solo un día como mucho; una faltará los lunes (o pasará al grupo de anterior, aún no conoce los horarios); una más no da señales de vida, aunque la he escrito varias veces y cuando hablamos en la calle me dijo que sí quería empezar.

Así pues, me centro en el grupo de las cinco y media, para el cual sí es la sesión 42, aunque está muy menguado. Hoy, y solo porque es miércoles y dos personas sí pueden asistir este día, han acudido siete personas. Es evidente que este cambio les afecta, sobre todo cuando llegan y ven que hay otras personas en el aula. En todo caso, no podemos parar, y hoy hemos intentado generar un ritmo de trabajo alto en que todas las personas se impliquen.

No he puesto musica al principio, y de momento no han dicho nada, a ver si lo hacen. Hemos hablado sobre el día, sobre la sesión de ayer, que les resultó amena y fructífera, y hemos pasado a repasar de nuevo el presente de subjuntivo con las expresiones «ojalá» y «quiero que + O». Les he recordado, aunque lo seguiremos trabajando, algunas de las expresiones con las que se usa:

A continuación, y puesto que han demostrado suficiente dominio tras estos refrescos de la memoria (hemos practicado un buen rato), una de las personas, que asiste también por la mañana a una sesión de refuerzo después de su clase formal, ha recordado la formación de la 3ª persona de plural del pretérito perfecto simple. Y se necesitaba el recordatorio. Se han echado unas risas al darse cuenta de que habían descuidado por completo la producción de oraciones correctas en este tiempo y persona, pero, una vez recordado y practicado, los siguientes minutos han sido muy productivos.

La idea de esta explicación era poder acometer las condicionales: «Si + pret. imperf. de subjuntivo, condicional». Simplemente he introducido que el pret. imperf. de subjuntivo se forma a partir de la forma verbal que explicó el compañero, para que comprendieran las oraciones que iba a plantearles.

Puesto que en su día ya hicimos algún juego («Si fueras un animal, ¿qué serías?»), lo hemos recordado y a continuación hemos hecho un juego a partir de varias hipótesis:

¿Qué harías si encontraras una cartera en el suelo con dinero y documentación?

¿Qué harías si fueras por la calle y vieras a dos señoras mayores pegándose?

¿Qué harías si caminases por la calle y vieras en el cielo una avioneta con una pancarta en la que pusiera «Te quiero (tu nombre)»?

Esto nos ha servido para practicar el condirional simple, asi como para repasar vocabulario y para expresar motivaciones, ya que las acciones debían estar motivadas. Las escenas y las respuestas han generado muchas risas, sobre todo contenidas al principio porque no se atrevían a explorar las vías que les harían quedar mal. Pero poco a poco se han ido soltando, haciendo comparaciones culturales a partir de sus experiencias vitales más o menos grosso modo. A partir de ahí han salido cosillas para trabajar.

Para terminar la hora, muy intensa, una de las personas ha pedido salir a la pizarra para recoger algunas respuestas por escrito y le he sugerido que ya que estaba, planteara su propio dilema al resto.

Este fue: «¿Qué harías si encontraras a una persona que quiere saltar de un edificio?». Aquí las risas malignas se han multiplicado, «Ayudarlo… a saltar» se llevó la mayor parte de las ovaciones al principio. Pero bueno, aprovechamos para hablar del 112, y hablamos por encima de cómo se sentiría esa persona. Veremos la mejor manera de abordar esto desde el respeto y el cuidado que requiere, máxime en estos difíciles momentos.

En general, una sesión compleja en sus contenidos pero amena y productiva; me parece que se han dado cuenta del progreso que pueden alcanzar a partir de ahora, que lo que ya saben les abre las puertas de nuevos conocimientos fácilmente asumibles. No sé cómo esto puede repercutir en la asistencia, por otro lado, ya que también es posible que se vea como innecesaria cuando a su alcance hay tantos recursos; veremos.

Sesión 43

Jueves, 24 de febrero de 2022

Poca aistencia, solo cuatro personas de las seis posibles. Sin embargo, ha sido muy participativo.

Comenzamos comentando el día, los exámenes, el aburrimiento ocasional en clase, lo que están aprendiendo en sus diferentes clases, lo hecho durante el día, con quién han hablado.

A partir de ahí, recordamos lo hecho el día previo sobre el condicional, e introduje otros supuestos:

-¿Qué haría tu padre si hoy llegaras a casa a las cinco de la mañana?

-¿Qué harías si mañana te levantaras en una habitación que no es la tuya y no recordaras qué hacías ahí?

-¿Qué pasaría si no aprobaras los exámenes?

Hemos explorado estas tres situaciones entre muchas risas; normalmente tienden a no utilizar el condicional, sino el futuro «ir + a + V», y hemos visto cómo es una influencia de la lengua árabe, por lo que tienen que poner atención, repetir y escuchar.

Como habíamos quedado, otra persona planteó otra situación: «¿Qué harías si pudieras pasar un día entero con Cristiano Ronaldo?». Esto ha suscitado muchas preguntas posteriores, porque no es lo mismo pasarlo en Valladolid solo con el jugador, que poder ir con toda la familia a Manchester y con gastos pagados.

Una vez hecho esto, hemos pasado a otras situaciones, de modo que, por parejas tenían que pensar en tres acciones (al menos) sobre ellas:

-¿Qué harías si mañana se acabara la Covid definitivamente?

-¿Qué harías si se cayera internet durante una semana?

En la primera han coincidido en que se quitarían las mascarillas, lo celebrarían y viajarían a Marruecos para ver a su familia.

En la segunda, se ha visto más variedad, desde el esperado «me moriría» inicial o «dormiría toda la semana» hasta propuestas más pegadas a la tierra como «jugaría con mis hermanos en casa o en el parque», «saldría con mis amigos» o «vería la tele» (la que no requiera de internet).

Finalmente, y para practicar el imperfecto de subjuntivo y plantear que estas condicionales pueden presentarse con la cláusula condicional primero, hemos practicado unas pocas oraciones así ordenadas:

-Viajaría a Marruecos si…

-Me quitaría la mascarilla si…

-Compraría una moto si…

-Cambiaría de móvil si…

Esto ha costado más, doble confusión inicial tanto con la estructura de futuro ya mencionada como con el propio condicional, pero los últimos ejemplos los han sacado sin problema. Es un comienzo de un camino en el que habrá que profundizar más. Nos hemos despedido hasta el próximo miércoles, ya después del carnaval.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.